“Si se instala la compañía minera, empresa “Emilio S.A. de C.V.”, estaríamos condenados a ser desplazados de nuestras propias comunidades. En pocas palabras con la apertura y explotación se pondrá en riesgo nuestra subsistencia, así como los recursos ambientales de la zona, que es un área natural de más de 12,800 manzanas,  protegidas por un título ancestral”, manifestó Narciso Garay, ex presidente del Consejo de la tribu Las Vegas de Tepemechín, Victoria, Yoro.

Ante tal situación, desde cinco años, las 15 comunidades indígenas que componen la tribu, han emprendido una batalla contra las autoridades locales, nacionales y la empresa minera de capital italiano, interesada en explotar las riqueza minera de la tribu. “Nosotros queremos que sean respetados los convenios nacionales e internacionales que, en teoría, protegen nuestros derechos y territorios”, manifestó.